Titulares

Pereyra señaló a Nación por la demora en el bono

pereyra plaza huinculEl secretario general del sindicato del Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra explicó ayer a los trabajadores el término de las negociaciones que se llevan adelante que incluyen el «bono petrolero», el acuerdo puente y el impuesto a las Ganancias. Sobre el primer punto comentó que «hay reticencia de las empresas petroleras» a abonarlo pero que continuarán con las negociaciones.

Ayer, en el camping que el gremio tiene en la zona de chacras de Plaza Huincul, el senador Pereyra combinó ayer la actividad sindical con la de la campaña por la lista Azul y Blanca, teniendo en cuenta que, para la asamblea, lo acompañaban también el precandidato a intendente por Huincul Guillermo Pérez, y la actual diputada nacional Inés «Toti» Villar Molina.

Los trabajadores llegaron hasta el sitio para escuchar las novedades que traía el líder sindical respecto a las negociaciones por la quita de Ganancias y la suma de fin de año. Al término de la asamblea, Pereyra en diálogo con la prensa señaló que «se empieza a correr la bolilla que estamos pidiendo 50, 70 u 80 mil pesos así que nada mejor que venir a hablar con los compañeros y explicarlos cómo está la situación de las paritarias».

El senador manifestó que hay dos cuestiones, una, la relacionada con el acuerdo impositivo y el otro, «con el acuerdo puente». En relación con el «bono» de fin de año «es algo que apareció en los últimos días y si hay que incorporarlo, lo vamos a incorporar y lo vamos a discutir». Enseguida describió que «sé que hay reticencia de las empresa petroleras por indicaciones del gobierno nacional. Ellos no están de acuerdo con que se pague el bono pero si hay acuerdo, entre las empresas y el sindicato se hará».

Más adelante, comentó que ninguna de las negociaciones son fáciles. «Son todos (los temas) difíciles pero hay que trabajar, si no hay que irse a hacer otra cosa».

En tanto, la media sanción que la semana pasada alcanzó en diputados la ley que reconoce el pago a los exagentes de YPF por el Programa de Propiedad Participada y que ahora espera ser tratada en Senadores, también fue tema de la asamblea. «Es un acto de estricta justicia. Pasaron de todos esos compañeros, que les dedicaron toda su vida y quedaron excluidos», agregó.

De todos modos, también el momento le permitió a Pereyra convocar a los afiliados a la interna del Movimiento Popular Neuquino. «No estuvo ausente el tema político, el sector petrolero tiene que aportar 50.000 votos, porque no sólo el trabajador tiene que ir, si no la mujer y el hijo, hay unos 46.000 registrados en el padrón y es la gran movilización que haremos el 30 de noviembre para cambiar la historia de nuestra provincia», concluyó.

Para Tomada, se discute un nuevo CCT

NEUQUÉN (AN).- A casi tres semanas de haberse iniciado las negociaciones entre los gremios petroleros y el sector empresario, el ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Carlos Tomada, afirmó ayer que «hay tiempo» para llegar a un acuerdo hasta el 30 de diciembre. El funcionario aseguró que la negociación de un bono «fue el planteo inicial» de los sindicatos, pero que ahora se busca negociar directamente el nuevo Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) que entrará en vigencia el año próximo.

«No han sido sencillas las conversaciones y no han concluido tampoco. Es un diálogo que fuimos llevando en el ministerio de Trabajo, y luego las partes nos pidieron continuar con tratativas directas y estuvimos de acuerdo», explicó ayer Tomada, al participar de la firma de convenios para la aplicación de la ley 26.940 de Promoción del Trabajo Registrado.

El funcionario de la cartera de Trabajo sostuvo que «el tratamiento de este tema petrolero no es una excepcionalidad ni pretende serlo», advirtiendo de alguna manera que no se acordará una suma extraordinaria que pueda generar un efecto contagio para otros sectores. «Lo que está ocurriendo es que estas negociaciones son las preliminares para la renovación del convenio colectivo que se introduce a partir del 1 de enero de 2015. Estas conversaciones van en dirección a una pronta vigencia del nuevo acuerdo salarial y convenio, así que tenemos tiempo a esa fecha para llegar a un acuerdo», afirmó.

«No se trata de si hay bono anticipado. Ese fue el planteo inicial, hoy las partes están trabajando en la negociación de un nuevo convenio colectivo. Al menos ese es el resultado que esperamos», sostuvo el ministro.

La demanda del sector surgió por la necesidad de actualización de salarios, pero también ante el reclamo por las deducciones por el impuesto a las Ganancias que se aplican sobre los trabajadores de la actividad. Consultado ayer por la posibilidad de aplicar modificaciones sobre ese tributo, Tomada fue concluyente: «ese tema hoy no está en consideración».

 

Fuente: Diario Río Negro

Arriba